“Si [el régimen venezolano] no logra conseguir una rápida situación a este problema, la decisión de los tenedores de bonos de activar la cláusula de aceleración de pagos podría iniciar el efecto de bola de nieve”, dijo Russ Dallen, socio gerente del banco de inversión Caracas Capital.

***

“Esto podría desatar una estampida de acreedores” dirigiéndose a las cortes internacionales a presentar demandas y solicitudes de embargos contra Venezuela para tratar de recuperar parte de sus inversiones, dijo Dallen.

***

Dallen dijo que son relativamente escasos los activos que Venezuela aún tiene en el exterior en contraste con las masivas obligaciones que ha dejado de pagar.

***

“Vieron que eran aquellos acreedores que lograban generar el mayor ruido y los mayores dolores de cabeza al régimen los que estaban logrando conseguir algún tipo de pago”, explicó Dallen.

https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article223224870.html