Russ Dallen, socio gerente del banco de inversión Caracas Capital, cuya firma rastrea los flujos de petróleo de Venezuela, dijo que los envíos a Cuba encendieron las alarmas en Washington, aún cuando éstas solo representaban una pequeña porción de las exportaciones totales del país.

“Pese a todas sus necesidades internas, ellos estaban enviando combustible a La Habana”, dijo Dallen. “Incluso cuando ellos estaban diciendo que no había gasolina en Caracas, Maduro estaba enviando el diésel”.

https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article249845418.html